Global Gathering

Este mes de enero, Dialogue Works organizó con éxito su primer Encuentro Mundial de Niñ@s y Jóvenes Trabajadores (NNATs) en Kigali (Ruanda), una conferencia para que los representantes de los NNATs intercambiaran experiencias, aprendieran unos de otros, desarrollaran capacidades y compartieran mensajes clave sobre cuestiones transversales que afectan a las vidas de aquellos. 5 días repletos de experiencias: aquí verán algunas de las impresiones, ¡seguro que vendrán muchas más!

¿Quiénes?

63 niños, niñas y jóvenes trabajadores de 16 países, incluidos representantes del Movimiento Africano de Niños, Niñas y Jóvenes Trabajadores (AMWCY) y del Movimiento de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores de América Latina y el Caribe (MOLACNATS)

¿Dónde?

Kigali, Ruanda

¿Qué?

Durante los 5 días de conferencia, se celebraron debates sobre políticas y prácticas mediante trabajo en grupo y sesiones plenarias cada mañana. Este tiempo se utilizó para analizar los problemas y las soluciones que afectan a los NNATs, identificar las cuestiones prioritarias de incidencia política y los niveles de influencia, y para preparar un diálogo con invitados externos en la última mañana del Global Gathering. Por las tardes, representantes adultos y NNAs de las organizaciones asociadas y miembros del Comité Directivo de Dialogue Works facilitaron talleres de formación. Los temas de los talleres de formación fueron diversidad, cambio climático y justicia climática, salud mental, herramientas de incidencia política dirigidas por NNA y expresión creativa a través del teatro o poemas.

Un elemento clave del programa fue la creación de Grupos Comunitarios. Se trataba de grupos con una composición estable de miembros de 3-4 CANNAs para crear un espacio seguro durante la semana. Se utilizaron para conocerse mejor y profundizar en las discusiones sobre cuestiones clave en torno al tema del trabajo infantil, para compartir problemas, preocupaciones, sugerencias o preguntas abiertas y. En estos grupos, los NNATs también desarrollaron acuerdos positivos para la colaboración durante todo el evento.

El núcleo de la conferencia fue una declaración que ha sido adoptada por todos los NNATs: la «Declaración de Kigali». Un gran éxito para todos. Una de las demandas de la declaración era que las medidas políticas se acerquen más a la realidad de los NNATs. La reducción de la pobreza, así como la creación de puestos de trabajo dignos para sus padres y la garantía de acceso a una educación de calidad para todos los NNATs, así como posiciones sobre la protección del clima y la inclusión también eran parte de la declaración. Al mismo tiempo, sin embargo, los autores de la declaración también quieren que se les permita seguir realizando formas ligeras y apropiadas de trabajo en paralelo a la asistencia a la escuela, con el fin de mantener a sus familias y evitar que caigan aún más en la pobreza.
Al final de la conferencia, se celebró una mesa redonda intergeneracional y los NNATs presentaron esta declaración a representantes del Ministerio ruandés de Trabajo y Asuntos Sociales y del Ministerio ruandés de Género y Promoción de la Familia, en representación de otros gobiernos, así como a representantes de otras organizaciones y alianzas de la sociedad civil.

Por la noche, hubo tiempo suficiente para divertirse juntos, bailar juntos y conocer otras tradiciones culturales. Durante la Noche de la Cultura y el Talento, se presentaron en el escenario bailes y música culturales que llenaron de emoción la sala. En el llamado mercado de los CANNAs, cada CANNA decoró un puesto con fotos, artesanías, dibujos u otros materiales creativos que mostraban las actividades de su CANNAs a los demás. Pasear y contemplar los diferentes puestos del mercado fue como dar una vuelta al mundo a través de las vidas de los NNATs, sus mensajes clave y sus diálogos de incidencia.
El idioma principal de la conferencia fue el inglés, pero hubo traducción simultánea a: amárico, árabe, bengalí, indonesio, español y swahili.

Se abrieron nuevas perspectivas para los participantes y se hicieron muchas nuevas amistades. Además de la poderosa declaración que los delegados de los CANNAs se llevan a sus países de origen sobre los derechos de la Ni ñ ez, el intercambio internacional de niños, niñas y jóvenes trabajadores de todo el mundo es probablemente el mayor éxito del Encuentro Mundial.

¿Y ahora qué?

Tras una semana de deliberaciones, intercambio de experiencias y compromisos conjuntos, lo que nos llevamos a casa es nada menos que «La Declaración de Kigali de los niñ@s trabajadores», un mensaje adoptado por todos los delegados de los CANNAs presentes. Sin embargo, como no todos los CANNAs pudieron enviar delegados a Ruanda, la declaración será ahora validada por aquellos que no estuvieron presentes, antes de que podamos publicarla aquí.

Filed under: