Eventos

Dialogue Works en el Foro Global de Soluciones de la FAO

La agricultura es uno de los sectores laborales más peligrosos para niños, niñas y adolescentes (NNA). Los NNA que trabajan en la agricultura pueden enfrentarse a trabajos peligrosos o físicamente pesados. A veces sus obligaciones les impiden ir a la escuela. ¿Qué se puede hacer para mejorar la situación de NNA que trabajan en la agricultura?

Esta fue la pregunta principal durante la conferencia internacional en línea, organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) los días 2 y 3 de noviembre de 2021.

En una mesa redonda sobre el tema «Empoderamiento de los jóvenes de 15 a 17 años y fomento de sus aptitudes», coorganizada por la FAO y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), participaron dos miembros de los Comités Asesores de NNA (CANNA) de Dialogue Works que compartieron sus experiencias sobre su trabajo en la agricultura..

Blessings (14 años), de Zambia (JCM), y Juliet (16 años), de Kenia (WCY), explicaron su situación y los retos a los que se enfrentan como NNATs. Además, hicieron preguntas a los ponentes internacionales, que presentaron enfoques e iniciativas para mejorar la situación de los NNATs en el sector agrícola.

Blessings puso de manifiesto las duras condiciones que sufren los NNA que viven y trabajan en la calle y el círculo vicioso en el que pueden verse atrapados. Aunque los trabajadores sociales intervienen e intentan devolver a aquellos NNA a la escuela y a sus padres, a menudo acaban de nuevo en la calle.

«Es duro allí. No es lugar para un niño o una niña».

Juliet enfatizó las razones por las que los NNA trabajan en el sector agrícola. En su caso, necesita ayudar a su madre soltera para financiar alimentación y sus estudios. Con su pregunta, Juliet llamó la atención sobre lo que considera su mayor reto.

«¿Cómo puede ayudar la FAO a llegar a los NNA que se ven afectados con el equilibrio de las tareas escolares y los trabajos agrícolas?».

Otro aspecto importante que mencionó fue el hecho de estar mal pagados. Al hacerlo, también abordó el riesgo de ser explotada como niña trabajadora.

En el debate posterior con los miembros del público, los dos representantes de los jóvenes también respondieron a las preguntas y aportaron importantes impulsos desde la perspectiva de los niños trabajadores.

Damos las gracias a la OIT y a la FAO por haber dado el espacio a los NNATs a compartir sus perspectivas y experiencias. También agradecemos a Thomas Wissing por apoyar a nuestros representantes juveniles antes y durante el evento. También agradecemos especialmente a Juliet and Blessings y a nuestras organizaciones asociadas Welfare for Children and Youth (Kenia) y Children’s Voice Today (Zambia) por su compromiso y apoyo.